Crítica: The Ipcress File (2022)

Volver al indice de críticas por género / una crítica del film, por Alejandro Franco

4 atómicos: muy buenaRecomendación del EditorGB, 2022: Joe Cole (Harry Palmer), Lucy Boynton (Jean Courtney), Tom Hollander (mayor Dalby), Ashley Thomas (Paul Maddox), David Dencik (coronel Gregor Stok)

Creada por John Hodge, basado en la novela de Len Deighton

Trama: Década del 60. Un científico nuclear ha sido raptado en Inglaterra y el gobierno está convencido de que los soviéticos están detrás de ello. Las pistas apuntan a que será llevado clandestinamente a Moscú a través de Berlín Oriental utilizando los servicios de los contrabandistas locales. El mayor Dalby comanda una pequeña y especializada oficina de inteligencia en el gobierno británico, y está convencido de que se precisa a un criminal con conocimiento profundo del campo para poder rastrear el paradero del científico. El candidato ideal parece ser Harry Palmer, un cabo del ejército que estuvo estacionado en la zona inglesa de Berlín y que ahora se enfrenta a una pena de varios años de prisión por contrabandear artículos de lujo en la capital alemana. Ofreciéndole la condonación de sus crímenes a cambio de sus servicios como agente secreto, el reticente Palmer termina por aceptar la propuesta. Pero Palmer opera en terreno minado donde la traición y la mentira es cosa de todos los días, y cualquier palabra equivocada puede terminar con un balazo en la espalda. Palmer pronto descubrirá que nada es lo que parece y que, en el proceso de rastrear al científico raptado, se topará con un operativo ultrasecreto llamado Ipcress y dedicado a probar técnicas de lavado de cerebro. ¿Pero quién es el responsable de Ipcress y qué es lo que se propone hacer con el científico nuclear?.

Crítica: The Ipcress File (2022)

Nostalgia por el glorioso pasado pre Thatcher – cuando las marcas de autos aún eran británicas y el Imperio mantenía un dejo del esplendor pasado -. Eso es lo que se despide de The Ipcress Files versión 2022, que se suma a Pennyworth, El Misterio de Soho y hasta Austin Powers con el lamento de los épicos swinging sixtiesJames Bond, los Beatles, la moda, el Mundial de Futbol… tantas cosas fabulosas que hicieron los ingleses hasta que la economía hizo capote a mitad de la década -. Resulta curioso ver una serie de espionaje retro, considerando que la desaparición del Muro de Berlín dejó malherido al género e hizo que el 90% de sus contenidos quedaran anticuados. No es por previsión de un nuevo orden mundial – una nueva Cortina de Hierro en vista de la guerra Ucrania – Rusia – sino mas una visión romántica sobre un pasado que no va a volver a repetirse.

La cosa curiosa de este experimento es que reescribe la gran mayoría del texto original de Len Deighton – incluso tiene pocos puntos de contacto con el filme de 1965 -. Es cierto que el creador John Hodge no desestima sus influencias – la partitura es muy jazzística en la misma onda que la de John Barry; el nombre del agente secreto (anónimo en las novelas de Deighton) sigue siendo Harry Palmer; e incluso hay un par de escenas calcadas del filme como la fuga de una emboscada en la zona soviética de Berlín -, pero hasta ahí las coincidencias. Sacaron personajes, metieron al coronel Stok – el cual no aparecía en el original y que acá está interpretado con chata urbanidad por David Dencik, el insufrible genetista loco de Sin Tiempo Para Morir; ¿se acuerdan de cómo se devoraba el papel Oskar Homolka en los filmes de los 60s? – y alteraron bastante la trama. Según recuerdo The Ipcress File 1965 no era lo mejor de la saga de Harry Palmer – todo muy enredado y confuso para terminar simplificando las cosas con un traidor a plena vista – pero la performance controlada de Michael Caine hacía al filme. El tipo hacía luces con sus ojitos cínicos detrás de esos lentes de armazón gruesa y te daba ganas de seguir acompañándolo en la aventura aunque no se entendiera demasiado. Acá en lugar de Caine tenemos a Joe Cole, el que parece un niñato recién salido de la secundaria. La interpretación de Cole es divisiva – no me termina de resultar chocante pero carece del cinismo / carisma contenido de Caine y es monocorde como si fuera un burócrata chato del Servicio Secreto de Su Majestad -. Nada de eso estaría mal si no fuera porque el libreto lo muestra bastante heroico e idealista – al menos con sus propios códigos – como un cabo del ejército que muerde unas cuantas libras extra contrabandeando cosas en una Berlín dividida y usando sus ganancias para comprarle pasaportes falsos a refugiados que quieren salir de Alemania. Sip, esto funciona como una especie de Harry Palmer Begins con el reclutamiento de Palmer, los primeros roces con su jefe y la primera asignación oficial de campo ya que el tipo conoce a demasiados criminales como para que lo ayude a rastrear un científico raptado en misteriosas circunstancias.

Mientras que Cole es cuando menos chato, los que brillan son los secundarios. Tom Hollander tiene el cinismo adecuado para el rol de desencantado jefe del servicio secreto, y Lucy Boyton es tan brillante que merecería tener su propia serie (¿Modesty Blaise?). Ama su trabajo, lo esconde de su aburrido novio, tiene sentimientos encontrados por Palmer, y vive jugada en todo.

Una de las cosas mas graciosas de todo este asunto es que es raro de que Palmer o sus aliados porten pistolas. Los tipos van y se meten en la cueva del lobo – encuentros clandestinos con traficantes, contrabandistas, doble agentes e incluso jefes del servicio secreto enemigo – y hablan con una franqueza total, entendiendo que todo esto se trata de negocios, de intercambiar figuritas o de comprar favores. Hasta la charla de Dencik con Hollander es de una urbanidad total, como dos tipos cansados hablando de los problemas que tienen en su trabajo – nada de hacer ojitos desconfiados ni amenazas veladas -. Aun con todo ello no quita que haya momentos de tensión, persecuciones y muertes inesperadas.

The Ipcress File 2022 me parece super recomendable. No es para cualquiera, te diría que es para conseguir la miniserie completa (6 capítulos, la medida justa según mi criterio) y devorársela de una sentada. Tiene onda, es inteligente, tiene clase, sorprende. Quizás si la performance de Cole tuviera mas chispa – no un par de ojos muertos contemplando impávido lo que ocurre a su alrededor – sumaría mas puntos; pero ello no quita que el esfuerzo sea mas que destacable.

LA SAGA DE HARRY PALMER

La saga de Harry Palmer se compone de: The Ipcress File (1965), Funeral en Berlín (1966) y Con el Mundo a sus Pies (1967). En los noventa se produjeron dos telefilmes no basados en novelas de Len Deighton: Bullet to Beijing (1995) y Medianoche en San Petersburgo (1996). En el 2022 la ITV y los hijos de Harry Saltzman (productor original de la saga) montarían una miniserie / remake con Harry Palmer: El Archivo Ipcress (2022).