Crítica: Carmen Sandiego (2019)

Volver al Indice – crítica de Cine Fantástico y de Culto / una crítica del film, por Alejandro Franco


5 atómicos: excelenteRecomendación del EditorUSA, 2019: Gina Rodriguez (Carmen Sandiego), Finn Wolfhard (Player), Liam O’Brien (Profesor Maelstrom), Mary Elizabeth McGlynn (entrenadora Brunt), Kari Wahlgren (Sheena), Rafael Petardi (Chase Devineaux)

Director: Jos Humphrey & Kenny Park – Guión: Duane Capizzi, basado en la saga de videojuegos de Broderbound creados por Gene Portwood, Mark Iscaro, Dane Bigham & Lauren Elliott

Trama: Aunque las autoridades la han clasificado como la criminal mas peligrosa del mundo, Carmen Sandiego es en realidad una justiciera que opera en las sombras y que combate a la organización criminal VILE, responsable de los mayores atracos ocurridos a lo largo de todo el planeta. Y ello se debe a que Sandiego – una huérfana recogida por uno de los mentores de VILE, y criada y entrenada por éstos en su isla secreta – ha decidido renegar de sus orígenes, al descubrir el carácter criminal de la organización y ver cómo robaban y asesinaban a personas inocentes. Habiéndose fugado de la isla con un disco duro que contiene todos los planes secretos de los próximos golpes de VILE, la pelirroja ex-ladrona emprenderá una temeraria cruzada para deponer a la cofradía de malhechores… pero ello la convertirá en un blanco en movimiento, debiendo huir tanto de los detectives de la Interpol como de los sicarios que VILE ha enviado para eliminarla.

Arlequín: Crítica: Carmen Sandiego (2019)

Hay algo glorioso en la nueva versión animada de Carmen Sandiegoel personaje central de innumerables videojuegos didácticos desde la década del 80 – que exhibe y produce Netflix. No sólo mantiene el componente educacional intacto, sino que estelariza a un heroína poderosamente carismática, sagaz y sumamente eficiente en la acción. Es difícil despegarse de la pantalla simplemente porque Carmen Sandiego 2019 entretiene y en enormes cantidades. La animación, los disfraces, los gadgets, la sagacidad de los personajes, la acción, el suspenso… wow, esto representa a un tipo de aventuras que uno creía extinto y que existían 50 años atrás.

Una enorme parte de la fascinación que engendra Carmen Sandiego es que se siente como un sofisticado fumetti de los años 60, esos comics italianos en donde los valores estaban invertidos y el personaje central era un criminal de personalidad magnética. No es un disparate poner a Carmen Sandiego en la misma vidriera que Diabolik y Fantomas, ladrones aventureros que derrotaban a tipos peores que ellos y huían constantemente de la justicia. Incluso como Fantomas, tenemos un detective incompetente a lo Juve que cree cualquier cosa, la heroína lo salva de la muerte pero igual quiere atraparla, y no tiene dos dedos de frente para entender la cruzada de la peligrosa pelirroja. Y si uno suma a esto la exótica historia de origen – huérfana recogida en Buenos Aires (!!!) (Carmen Sandiego es argentina!), origen desconocido, entrenamiento letal en una siniestra organización secreta, vida de aventuras combatiendo a los villanos que la criaron por un fuerte sentimiento de justicia interna que no se ha corrompido pese al estar al lado de esos truhanes durante años -, hay una enorme cantidad de Modesty Blaise en todo el asunto, incluyendo los estrafalarios vestidos del fantasma carmesí que terminan funcionado como el traje de un superhéroe (y que se mueve con una elegancia admirable). Claro, esto es un show para niños y, para no vender valores equivocados, es necesario mostrar que la ladrona se ha reformado y combate al mal, aunque casi todos la crean culpable. Todo este cóctel – junto con las breves parrafadas de historia y geografía, que muestran qué cosa se va a robar, en qué país y un montón de datos anecdóticos sobre el mismo – dan por resultado un pastiche comiquero de altísima calidad, algo así como una versión femenina y ultracool de Batman que te enseña y entretiene al mismo tiempo que realiza acciones temerarias.

Asesinas japonesas que crean shurikens con origamis, mimos letales, un maestro samurai que desea partir en dos a la pelirroja con su katana, una ladrona disfrazada de tigresa y dotada de garras mortales… el show transpira sofisticación por todos sus poros y es difícil no enamorarse de la serie y tragarse de un tirón la temporada entera en toda una tarde. Y si todo esto ocurre, es gracias al talento del veterano Duane Capizzi, showrunner de la tira y un tipo que tiene una carrera enorme en animación, sea como director / escritor de series de dibujos animados como los Transformers, The Batman, versiones de DC directas a video como Superman: Doomsday; los cartoons de Ace Ventura, La Máscara, Hombres de Negro y Justice League Action, por sólo mencionar un puñado de títulos de su enorme currículum. Acá Capizzi ha tomado un titulo amado por millones, ha invertido la carga de la prueba (en el juego Carmen era una verdadera criminal y vos eras el detective que tenía que intentar atraparla por todo el mundo siguiendo las pistas que encontrabas), le ha inyectado carisma y exotismo, y lo ha convertido en una aventura animada de primer nivel, de esas que encantan a grandes y chicos. Y si Netflix cumple lo que promete, hay en camino no sólo mas temporadas animadas de Carmen Sandiego sino una version live con Gina Rodríguez, la misma que aquí le pone la voz a Carmen con una gracia exquisita. Chapeau! a Capizzi, sus asociados y los creadores de este personaje por brindarnos un show de tan altísima calidad.

El Sistema 3, el sistema para mantenerte en forma