Crítica: La Pantera Rosa Ataca de Nuevo (1976)

Volver al indice de críticas por género / una crítica del film, por Alejandro Franco


3 atómicos: buenaUSA, 1976: Peter Sellers (Inspector Jacques Clouseau), Herbert Lom (Charles Dreyfus), Lesley-Anne Down (Olga Valliasova), Burt Kwouk (Cato)

Director: Blake Edwards – Guión: Blake Edwards & Frank Waldman

Trama: El jefe Dreyfus está loco de remate y acaba de escapar del manicomio. Ahora ha secuestrado al profesor Hugo Fassbender para que le construya un Arma del Juicio Final, capaz de destruir toda la vida sobre la Tierra. Clouseau está tras sus pasos y deberá detener a su chiflado jefe mientras hordas de asesinos siguen su rastro e intentan, sin éxito, asesinar al torpe detective.

Crítica: La Pantera Rosa Ataca de Nuevo (1976)

-Su perro muerde?

Las cosas cocinadas a las apuradas salen mal y eso es lo que ocurre con La Pantera Rosa Ataca de Nuevo, manufacturada menos de un año después del sorpresivo éxito de El Regreso de la Pantera Rosa. Sellers se ve avejentado y deforme, los gags carecen de gracia, el libreto es muy vago y lleno de palabrería fútil, los títulos de crédito no son cómicos y hasta la música de Henry Mancini es floja. Por suerte a la hora todos entran en calor – Mancini se manda con el delicioso “tema del inspector Clouseau”, Edwards arma una comiquísima convención de asesinos en pleno Oktoberfest y hasta volvemos al estilo cartoon de la serie con Sellers intentando infructuosamente entrar al castillo medieval donde reside su ex jefe Dreyfus, ahora devenido en un megalómano propio de un filme de James Bond – y zafan sobre el final, pero hay demasiados intentos fallidos y una falta de dirección clara ya que todo tiene pinta de improvisado sobre la marcha.

Siempre la gracia de estos filmes es Sellers, por mas mediocre que fuera la entrega; pero acá Sellers estaba en pleno chifle, enemistado con el rol, poco colaborativo con Edwards e incluso peleando todos los días en el set. A esto se suma el mal estado físico y mental del inglés – Sellers venia de dos años plagados de infartos; sus adicciones se habían descarrilado; le agarró el viejazo y se casó con una piba con la cual tenía un matrimonio tormentoso; se retocó la cara, quedando deforme – con lo cual no estaba en su mejor hora para el personaje. Eso no quita que el filme tenga sus momentos, pero hay bastantes cosas que están demasiado estiradas y fuera del timing que deberían tener, sea la eterna escena del disfraz del jorobado de Notre Dame o los diálogos de Lom /Dreyfus que son largos y demasiado teatrales sin aportar nada de substancia.

Como entrega de la saga La Pantera Rosa Ataca de Nuevo es floja, pero es mejor que todas las entregas posteriores plagadas de reciclados de Sellers, inspectores sustitutos y un hijo bobo que no le llega ni a los talones. Como sea, basta hacer fast forward hasta la fiesta de la cerveza en donde todos salen del letargo y hacen las cosas bien… aunque ello solo baste para que el filme califique con lo justo y resulte mínimamente tolerable.

LA SAGA DE LA PANTERA ROSA

La Pantera Rosa (1963) – Un Disparo en la Oscuridad (1964) – Inspector Clouseau (1968) – El Regreso de la Pantera Rosa (1975) – La Pantera Rosa Ataca de Nuevo (1976) – La Venganza de la Pantera Rosa (1978) – El Rastro de la Pantera Rosa (1980) – La Maldición de la Pantera Rosa (1983) – El Hijo de la Pantera Rosa (1993). El proceso de rodaje de los filmes (y de la creación del personaje del inspector Clouseau) figuran en el filme biográfico Llámame Peter: la Vida y Muerte de Peter Sellers (2004) con Geoffrey Rush en la piel del memorable bufo. La Pantera Rosa (2006) es un fallido reboot de la serie con Steve Martin.