Crítica: Lo Que Ellas Quieren (2000)

Volver al indice de críticas por género / una crítica del film, por Alejandro Franco


4 atómicos: muy buenaRecomendación del EditorUSA, 2000: Mel Gibson (Nick Marshall), Helen Hunt (Darcy Maguire), Ashley Johnson (Alex Marshall), Alan Alda (Sam Wanamaker), Marisa Tomei (Lola), Judy Greer (Erin), Sarah Paulson (Annie)

Director: Nancy Meyers – Guión: Josh Goldsmith & Cathy Yuspa

Trama: Nick Marshall es un todopoderoso ejecutivo de una de las agencias publicitarias top de Chicago. Mujeriego empedernido, ambicioso y pintón, la vida le sonríe a Nick… hasta que su tan ansiado puesto de principal gerente creativo de la agencia termina en manos de Darcy Maguire, una brillante ejecutiva recién importada de otra firma. En un rapto de bronca y frustración Nick se emborracha y provoca sin querer un accidente en su departamento, terminando electrocutado en su baño. Al día siguiente se despierta… y descubre que puede escuchar los pensamientos de las mujeres. Decidido a usar el recién descubierto superpoder para su beneficio, Nick trabaja horas extra para boicotear la campaña de Darcy – utilizando sus propias ideas en su contra – y poder hacerse con el puesto; pero, al mismo tiempo, Nick descubrirá el daño que ha provocado con toda su promiscuidad y machismo… una lección que el mujeriego insaciable deberá aprender de la misma fuente.

Crítica: Lo Que Ellas Quieren (2000)

Esta es una película chiquita e imperfecta que rebosa encanto por todos los poros. Mel en su prime time, una banda sonora formidable plena de jazz clásico con Frank Sinatra, Sammy Davis Jr. y Bobby Darin, y una situación cómica / romántica bien explotada. Es gracias a Mel que la película parece ser superior de lo que es; Gibson – con el carisma a full – es, ante todo, un supremo comediante y ello lo demuestra en la inolvidable escena en su departamento donde baila con un sombrero y un perchero mientras Ojos Azules suena de fondo. Cuánta gracia. Qué desperdicio, considerando lo que después hizo con su vida.

He aquí un machista recalcitrante que, por obra y gracia del destino, de un día para otro descubre que puede escuchar lo que piensan las mujeres. No hay sustento racional para semejante gimmick pero, a final de cuentas, muchas comedias románticas de aquella época – desde Hechizo del Tiempo hasta Mentiroso, Mentiroso – no precisaban una explicación lógica para meter un recurso fantástico en su trama; al protagonista le pasa tal cosa y de pronto… y de ahí en más se ponen a explorar las consecuencias naturales de tal aberración fuera la imposibilidad de mentir, vivir el mismo día una y otra vez, etc. Acá la trama pasa en el mundo competitivo de las agencias de publicidad de alta gama donde Mel usa su nuevo talento (devenido superpoder) para su propio beneficio… y de paso serrucharle el piso a la ejecutiva recién llegada – la eternamente amarga Helen Hunt, la que al menos tiene química con Gibson – para quedarse con su puesto. Lo que sigue es previsible pero gracias a las morisquetas de Mel, todo se vuelve delicioso. Ok, es cierto que Gibson a veces bordea lo payasesco – incluso en una situación muy seria – pero no deja de ser el alma de la película.

Hay varios detalles peculiares, comenzando con el chocante accidente de Mel con una chica en un bar en donde le limpia una mancha de café en el busto – y aprovecha de paso para tocárselo – que hoy, en vez de viveza sería considerado acoso. El otro detalle es el cast está saturado de caras conocidas (algunas en sus primeros papeles) como Judy Greer, Sarah Paulson, Lisa Edelstein, Loretta Devine, Lauren Holly, Marisa Tomei, Ashley Johnson e incluso Delta Burke y Valerie Perrine (que terminan reducidas a un triste rol decorativo).  El último punto es el final, estirado, forzado y con poca gracia pero, a esa altura uno ya se divirtió bastante como para dejárselo pasar.

What Women Want es una linda comedia romántica. 20 años después llegó la reversión femenina con Taraji Henson, la que me divirtió mucho aún cuando fuera mediocre. Aún así, el filme de Mel Gibson y Helen Hunt se mantiene en el tiempo y sigue siendo altamente recomendable, mas por la gracia (sobre todo física) del americo australiano que por otra cosa.

WHAT WOMAN WANT

Lo que Ellas Quieren (2000) – la versión femenina de la idea es ¿En qué Piensan los Hombres? (2019)