Crítica: Us (Nosotros) (2019)

Volver al Indice – crítica de Cine Fantástico y de Culto / una crítica del film, por Alejandro Franco


2 atómicos: regularUSA / Japón / China, 2019: Lupita Nyong’o (Adelaide Wilson), Winston Duke (Gabe Wilson), Elisabeth Moss (Kitty Tyler), Tim Heidecker (Josh Tyler), Shahadi Wright Joseph (Zora Wilson), Evan Alex (Jason Wilson)

Director: Jordan Peele – Guión: Jordan Peele

Trama: Adelaide Wilson, su esposo Gabe y sus hijos se van de vacaciones a la que fuera la casa de su madre en las afueras de Santa Cruz. Pero el pueblo le trae malos recuerdos a Adelaide que, cuando era chica, se perdió en el parque de atracciones y – en el salón de los espejos – creyó toparse con lo que parecía ser una versión diabólica de ella. Su marido insiste en ir al parque de atracciones sin saber del pasado traumático de Adelaide y, aunque todo transcurre de manera normal, a la noche suceden acontecimientos estremecedores alrededor de su casa. Un grupo de extraños ha estado asediando la casa y, lo que es peor, ha logrado irrumpir en ella. Ensayando una improvisada defensa contra los agresores, Adelaide y los suyos se llevarán un susto de muerte al ver que los intrusos son idénticos a ellos… pero sólo emiten sonidos guturales, se mueven de manera antinatural y exudan locura por todos sus poros. Y, lo mas grave, es que la doble de Adelaide – la única de ellos que puede hablar con una voz que suena inhumana – procede a explicarles que están allí para tomar su lugar, ya que durante años han vivido a su sombra y todas sus vidas han sido la antítesis de lo que Adelaide y los suyos han vivido. Sumidos en la amargura y el dolor, los extraños solo quieren venganza y, tras una batalla campal, Adelaide y su familia logran escapar… solo para descubrir que sus dobles no son los únicos que están sueltos. Pronto una enorme masa de doppelgangers iniciará una masiva masacre contra sus versiones originales, apoderándose de sus casas y propiedades, y armando una inexplicable cadena humana que está comenzando a atravesar el país. El mundo se ha sumido en el infierno y la locura y no existe lugar seguro para Adelaide y los suyos… a menos de que investiguen cómo comenzó todo esto, descubran el secreto de los dobles y averigüen la manera de cómo derrotarlos.

Arlequín: Crítica: Us (Nosotros) (2019)

¿Cómo este filme consiguió 94% de ranking en RottenTomatoes?. Es un misterio. Muchos aplauden a Jordan Peele como el nuevo maestro del cine de terror… y ciertamente las credenciales presentadas con Get Out son mas que dignas de mérito. Pero Us (Nosotros) – su segunda obra – deja mucho que desear. Hay momentos cómicos y momentos escalofriantes, hay una premisa interesante y hay perfomances gloriosas. Pero el filme empieza a descarrilarse mal a medida que avanza y lo único a lo que Peele puede apelar (vaya trabalenguas) es a mantener el ritmo y los shocks… aunque la historia comience a apestar. He aquí un gran filme que se tira al precipicio en el tramo final de la recta, y eso que estaba plagado de buenos ingredientes.

El cine fantástico se basa en absurdos. En realidad muchos de sus mejores exponentes no son mas que experimentos racionales en universos conocidos a los cuales se les ha alterado una o varias reglas – la gente debe suicidarse al llegar a los 30 años, la humanidad no puede tener hijos o sufre una epidemia de esterilidad, hay individuos que nacen con superpoderes o las personas van perdiendo los sentidos / la memoria / etc. por poner algunos ejemplos – y después se ejecuta la simulación para ver cuáles son los resultados naturales de dicha situación. Pero, si te vas a poner a explicar el por qué falta esto o sobra aquello, mas te vale que tengas una explicación de la gran hostia guardada en el bolsillo que se entienda enseguida y le calle la boca a los detractores del argumento. En The Omega Man un virus se disemina por todo el mundo y convierte a la gente en vampiros (y sólo sobrevive el creador de la vacuna), o el inicio de una nueva etapa en la evolución de la raza humana da lugar a los mutantes que forman la base de las historietas de los X-Men. Simple, rápido, indiscutible. El problema acá es que Peele comienza con un misterio y, cuando empieza a dar explicaciones, se embarra mal hasta el punto del disparate. (alerta spoilers) Todo esto podía ser una simple metáfora sobre la naturaleza del ser humano – el hombre, presa de su narcisismo, se ha expuesto demasiado a los espejos hasta el punto que el reflejo ha cobrado vida y simplemente es una copia sin alma – pero Peele mete una ensalada con explicaciones científicas traidísimas de los pelos, dobles de todo tipo y color (porque no solo existe el doppelganger de Lupita Nyong’o sino los de toda su familia , los de sus detestables vecinos, los del resto del pueblo y prácticamente los de todo el país: ¿cómo diantres copiaron a todos? ¿cómo hicieron para acomodar toda esta gente en el miserable sótano de un parque de atracciones?) y varias acciones estúpidas cometidas por los villanos. Ah, claro, no tienen empacho en matar a Elisabeth Moss pero con Lupita y Winston Duke dan vueltas y vueltas como si fuera… una mala película de terror. (fin spoilers).

El comienzo es glorioso. Salidos de los fotogramas de Pantera Negra están Nyong’o y Duke como un matrimonio con mucha química e hijos con buena onda. Los chistes abundan y la Nyong’o es tan hermosa como natural para actuar. El tema es cuando se van de vacaciones a la casa de su abuela fallecida – regresando a un lugar que le trae pesadillas a la Nyong’o porque sueña con un doble malvado de ella al cual vió cuando era niña -, y se topan con una troupe de gente siniestra en la puerta de su casa y a altas horas de la noche. El cómo están vestidos de rojo y tienen tijeras doradas es un misterio (y a medida que avanza la trama y proliferan los dobles, la explicación posible suena cada vez mas estúpida; ¿acaso la gente de Alpargatas no se sorprendió al ver que tenian pedidos por 330 millones de uniformes rojos – la población actual de Estados Unidos -?), y cuando el doble malvado de la Nyong’o se trepa a una silla y habla con voz gutural… uno no sabe si asustarse o reírse. La doble de la morena parece ser la única con inteligencia ya que el resto solo hablan con gruñidos y parecen mucho mas salvajes y hasta inhumanos. Si, la batalla nocturna en la casa es entretenida y uno entiende que estos clones salidos de la nada vienen a suplantar a Duke y familia pero luego empiezan los absurdos. Solo el humor casual en los momentos mas inapropiados (muy de Peele) y las matanzas te hacen tolerable el filme pero, cuando los dobles abren la boca y siguen dando explicaciones del cómo, dónde y por qué, terminas crujiendo los dientes.

El filme, por lejos, le pertenece a Nyong’o. Cuando llora, lo hace con sentimiento. Cuando es cómica, es graciosa. Cuando es mala, es siniestra. Y al final, cuando es feroz, es completamente salvaje. Es increíble que una mujer tan bella pueda cambiar tanto y pueda provocarte escalofríos cuando grita de desesperación exhibiendo todos sus dientes con una furia animal.

Us es para verla con reservas. Cuando comienza la acción, no se detiene hasta el final. Hay momentos inspirados pero el resultado final definitivamente no es la suma de las partes. Es como si Jordan Peele estuviera desbordado de ideas – versiones metafóricas de nosotros mismos viviendo en la marginalidad y castigando a quienes viven en la opulencia o adorando el lujo y las cosas superficiales – y no hubiera podido plasmarlas de una manera coherente. Hubiera sido mejor dejar las cosas sin explicación, en el misterio absoluto (o darle una explicación mágica en vez de científica), ya que la película hubiera funcionado mejor. Pero al final se plaga de detalles sin sentido – como el comportamiento tipo Lemming de los dobles, que forman una absurda cadena humana, ni que hablar del giro Shyamalanesco del clímax -, y termina perdiendo casi todos los puntos que había logrado en su primera mitad.

El Sistema 3, el sistema para mantenerte en forma