Crítica: Teen Titans Go! Vs. Teen Titans (2019)

Volver al Indice – crítica de Cine Fantástico y de Culto / una crítica del film, por Alejandro Franco


4 atómicos: muy buenaUSA, 2019: con las voces de Scott Menville (Robin), Khary Payton (Cyborg), Tara Strong (Raven), Hynden Walch (Starfire), Greg Cipes (chico bestia), Rhys Darby (Maestro de los Juegos), Robert Morse (Santa Claus), Kevin Michael Richardson (Trigon / Hexagon)

Director: Jeff Mednikow – Guión: Jeremy Adams & Marly Halpern-Graser, basados en personajes de DC Comics

Trama: El Maestro de los Juegos ha abducido a los Jóvenes Titanes de Jump City, obligándolos a pelear en una arena contra un grupo de contrincantes enmascarados… que resultan ser sus versiones alternativas (y adolescentes) de otro universo. Ya que el Maestro de los Juegos sólo desea que haya un equipo superviviente en el multiverso – el mas fuerte de todas las versiones posibles de los Jóvenes Titanes -, la pelea es ha muerte y la única que puede alterar la balanza es la versión infantil de Raven… la cual posee su gema de poder muy dañada. En el esfuerzo por derrotar a los otros titanes la gema se rompe y Raven termina por liberar el demonio interior que aprisionaba en ella… que es justo lo que deseaba su padre Trigon – el cual estaba disfrazado como Maestro de los Juegos para hacerse con el enorme poder de su hija -. Pero el Trigon de este universo se ha aliado con el Trigon del universo de los titanes adolescentes y, uniendo sus poderes, han comenzado a hacer estragos en el multiverso. La única opción que les queda – a los dos equipos de titanes – es unir fuerzas y buscar un Worlogogun bastón mágico que abre dimensiones – para rastrear a los dos Trigon en todo el multiverso y poder derrotarlos. Pero el único Worlogog que queda está en manos de Santa Claus, el cual odia a los titanes por haber arruinado en numerosas ocasiones sus planes de dominar al mundo y que ahora dispone de un ejército de duendes fuertemente armados para custodiar su fortaleza en el Polo Norte. Entre bombas de nieve, palos de caramelos explosivos y renos dotados con rayos láser en sus ojos, el robo del bastón será una misión imposible… a menos que puedan activarlo y escapen al multiverso con Santa Claus y su ejército pisándoles la cola.

Crítica: Teen Titans Go! Vs. Teen Titans (2019)

Jovenes Titanes en Acción! es una de mis series favoritas. En producción desde el año 2013, ya van por la quinta temporada y no hay señales de que el fenómeno se extinga en el corto plazo. Aunque es sumamente popular también es una fuente constante de resquemor entre los fans de la tira original – mas seria y dramática – que consideran esta versión infantil y tremendamente desenfadada como una herejía. Es por eso que cuando la serie se animó a la pantalla grande – Teen Titans Go! to the Movies – recaudó miserias a pesar que la crítica le dió puntuaciones altísimas. Viendo que con el esfuerzo sólo recaudaron monedas decidieron hacer esta secuela directa a video, en donde se enfrentan a sus alter egos mas crecidos y serios de la versión 2003.

Que los fans de DC apedreen a Teen Titans Go! es otra muestra de talibanización de la comunidad comiquera, porque TTG es precisamente la receta que mandó el médico para descontracturar todo el estoicismo del universo animado DCTeen Titans Go! to the Movies podría haber sido la versión DC (y ATP) de Deadpool (o, si se quiere – y mas adecuada – una versión a lo ¿Y Dónde Está el Piloto? de los personajes de DC), que contrasta fuertemente con la visión constipada de Zack Snyder, a quien al final terminaron por pegarle una patada en el tuje para que las películas obtengan un enfoque fresco y sean festejadas por el público y la crítica. El rechazo de los fans a ultranza queda materializado en un momento de la película cuando un espectador que asiste al circo romano que ha montado el villano – para que versiones de universos diferentes de los Jóvenes Titanes se enfrenten entre sí… o sea la que es en joda se pelee con la versión seria – exhibe un cartel que reza “ustedes arruinaron mi infancia!”.

Pero, a decir la verdad, los primeros cuarenta minutos se hacen eternos y plomizos, y a uno le da la impresión de que los escritores de esto han perdido su mojo. Lo cierto es que la versión cómica carece de gracia – los chistes no tienen vuelo – y la versión seria es demasiado seria (y eso que le ponen la voz los mismos actores!), con lo cual el contrapunto no se condice que la excitación y las expectativas que yo tenía cuando anunciaron la película y vi el primer trailer.

A ciencia cierta, el filme podría haber podado directamente a la versión seria de los Teen Titans y se habría ahorrado los dolores de parto, ya que honestamente no son de demasiado peso en la trama. La historia – con Trigon, el padre de Raven, liberado y aliándose con el Trigon del universo serio para dominar el multiverso – se podría haber resuelto olímpicamente con un viaje de los Jovenes Titanes (los cómicos) pasando por todos los universos conocidos y topándose con sus versiones mas bizarras – una en blanco y negro, otra ambientada en el fondo del mar a lo Aquaman, una steampunk, otra como uno de esos estoicos cartoons de los 70 (que es sumamente creativa; ¿se acuerdan de la horrible animación de Los Superamigos?), y un largo etcétera, incluyendo la versión sexy de Young Justice en donde a las Starfire de turno se les cae la baba al ver los biceps de Nightwing -, con lo cual los Jóvenes Titanes serios son convidados de piedra en el festival de locura de los Teen Titans Go!. El filme despega de gran forma cuando volvemos a la arena de la tira infantil con una deliciosa incursión al polo norte, ya que en la serie Papá Noel es un supervillano y tiene una fortaleza secreta custodiada por elfos con armas hechas de candy, bombas de nieve y renos con rayos láser (donde los cuernos funcionan como miras telescópicas, LOL). Es el comienzo de una sinergia que remonta la película hacia lo que uno espera, con mucha sátira y comedia desenfrenada, incluyendo (oh, sí!) una parodia de la escena de los portales al final de Vengadores: Endgame donde aparecen todas las versiones de los Jóvenes Titanes de los distintos universos.

Es una película que se redime a mitad de camino y termina canalizando la locura que es su mayor encanto. Si hubieran trabajado un poco mas en el primer acto podría haber quedado algo memorable. Definitivamente no es una película que va a seducir a los talibanes y no conversos a la franquicia Teen Titans Go! pero, para los que la adoramos, es un delicioso delirio plagado de meta referencias, humor inteligente y desenfadado y cierto costado humano que es un plus que enriquece la experiencia. Ah! y se viene una secuela con Darkseid invadiendo la Tierra, la cual no veo la hora de verla.

JOVENES TITANES

Algunas de las adaptaciones que hemos visto del equipo de superhéroes adolescentes de DC: en animación: Justice League vs Teen Titans (2016) – la versión comica Teen Titans Go! To The Movies (2018) y su secuela: Teen Titans Go! vs Teen Titans (2019); en versión live: la serie Titanes (2018)