Crítica: Lara Croft: Tomb Raider (2001)

Volver al Indice – crítica de Cine Fantástico y de Culto / una crítica del film, por Alejandro Franco


4 atómicos: muy buenaUSA, 2001: Angelina Jolie (Lara Croft), Iain Glen (Manfred Powell), Noah Taylor (Bryce), Daniel Craig (Alex West), Christopher Barrie (Henry), Julian Rhind-Tutt (Pimms), Jon Voight (Lord Richard Croft), Leslie Phillips (Wilson), Richard Johnson (Lider de los Illuminatti)

Director: Simon West – Guión: Simon Masset, Simon West & John Zinman, basados en la saga de juegos de Eidos

Trama: El Triángulo: un artefacto ancestral mágico y misterioso. La leyenda dice que el Triángulo le dará a su poseedor el poder de manipular el tiempo una vez que sea activado, algo que sólo ocurre cada 5.000 años cuando se alinean todos los planetas del sistema solar. Ahora estamos a días de que ocurra dicha alineación; y los Illuminatiuna sociedad secreta que existe desde hace centurias – parece haber dado con las pistas necesarias para recuperar los fragmentos del artefacto. El problema es que en su camino se interpone Lara Croft, una aventurera millonaria, para quien la búsqueda del artefacto responde a razones personales: su padre, Lord Richard Croft, dedicó su vida a buscar pistas sobre su paradero hasta que desapareció misteriosamente. Y mientras los sicarios cargan sus armas y afilan sus cuchillos para atacar a Lara, la saqueadora de tumbas descubrirá que los Illuminati son los responsables de la desaparición de su padre, con lo cual la misión de obtener el Triángulo y salvar al mundo ha pasado a convertirse en una misión de venganza.

Arlequín: Crítica: Lara Croft: Tomb Raider (2001)

Es posible que sea un hereje pero estoy convencido de que, si no es la mejor película basada en un videojuego, al menos la versión 2001 de Tomb Raider le pega en el palo. Y eso que dista años luz de ser una buena película. El argumento es un refritado de cuarta de Indiana Jones sin demasiada lógica – triángulo mágico que permite el control del tiempo cuando se alineen los planetas, cosa que ocurre una vez cada 5.000 años -, y la Jolie se ve demasiado pendex y sobreactuada pero, al menos (¡al menos!!) el filme posee vivo el espíritu del videojuego. Hay escenas de acción vibrantes y la cámara toma a la Jolie en las mismas poses que en el videogame, amén de que están las pistolas gemelas, la mochila con munición y los pectorales enormes. Oh, sí, la historia te hace crujir los dientes pero la Jolie es Lara Croft, la auténtica saqueadora de tumbas. No esa impostora sueca que parece un varoncito con musculitos, trabaja de cadete y está recién salida de una cama solar.

Es imposible analizar Lara Croft: Tomb Raider en términos standard. El villano es genérico, los secundarios – en especial la dupla cómica de Q y Alfred Pennyworth que conviven con la Jolie en la mansión – son escalofriantemente malos (incluyendo un joven Daniel Craig musculosito pero a años luz de la mole asesina que se convertiría en Casino Royale cinco años después) y la historia de fondo una pavada atómica. Pero la Jolie disfruta el papel – tallado en base a su figura pública en aquel momento, de nena rebelde badass y rebosante de actitud, no la de embajadora de la ONU y ladrona de maridos que adquiriría años mas tarde -, y no hay nada mejor que un actor regocijándose con el rol. Síp, cancherea mucho, pero los hechos le dan la razón, en especial la excepcional pelea con cuerdas elásticas en el hall de la mansión Croft, y la batalla con el robot al inicio del filme, en donde están todas las volteretas gimnásticas amadas por los habitués del juego. Pero salvo la Jolie, la acción y la banda sonora, no hay mucho mas. Sustituyan a la Jolie por otra actriz comunacha y el filme se hubiera hundido como el Titanic en la taquilla.

Es una lástima que la saga se disparara en sus propios pies contratando a Jan De Bont para la terrible secuela – La Cuna de la Vida -, y que el reboot con Alicia Viklander tuviera mas de todo… excepto adrenalina y público. Pero en comparación con otros ejemplares del subgénero al que pertenece – quizás con excepción de Resident Evil 2 -, Lara Croft, Tomb Raider sobresale… aunque sea por el carisma (y las piruetas) de la Jolie en una remera dos talles mas chicos de lo que decentemente debiera.

LARA CROFT, SAQUEADORA DE TUMBAS

Los filmes basados en el videojuego Lara Croft, Tomb Raider, son: Tomb Raider (2001), Tomb Raider 2: La Cuna de la Vida (2003). Tomb Raider: Ascensión (2008) es un fan film basado en el personaje. Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft (2018) es un reboot de la saga.