Crítica: Survival of the Dead (2009)

Volver al Indice – crítica de Cine Fantástico y de Culto / una crítica del film, por Alejandro Franco


2 atómicos: regularCanadá / USA, 2009: Alan Van Sprang (Sarge), Kenneth Welsh (Patrick O’Flynn), Richard Fitzpatrick (Seamus Muldoon), Athena Karkanis (Tomboy), Devon Bostick (Boy), Kathleen Munroe (Janet O’Flynn / Jane O’Flynn), Stefano Di Matteo (Francisco), Eric Woolfe (Kenny)

Director: George A. Romero – Guión: George A. Romero

Trama: La isla de Plum en la costa del estado norteamericano de Delaware. Hace seis días que el apocalipsis zombie ha estallado y las facciones se han dividido entre Patrick O’Flynn – partidario de exterminar a los infectados – y el fanático religioso Seamus Muldoon, creyente de que se trata de un castigo divino y que sólo hay que esperar a que aparezca una cura para la enfermedad. Muldoon logra diezmar a las fuerzas de O’Flynn y, ante un pedido de su hija Janet, decide expatriar a los renegados en una balsa, obligándolos a ir a tierra donde la supervivencia es imposible. Pero O’Flynn es astuto y ha logrado convencer a una patrulla de militares renegados – que asalta y saquea civiles en beneficio propio – para que le ayude a regresar y tomar el poder de la isla. Pero las cosas se salen de control al arribar, y todo el lugar se convierte en un impensado campo de guerra, algo que supera las expectativas de Sarge y su pelotón. Los zombies han perdido importancia en este enfrentamiento a muerte entre los últimos hombres del planeta, y la locura ha triunfado, dando la estocada de muerte a la raza humana, la cual ha demostrado una vez más que no es muy diferente a la horda de zombies que arrasa y mata todo a su paso.

Arlequín: Crítica: Survival of the Dead (2009)

Es triste ver el ocaso de un grande. George A. Romero nunca habrá disfrutado las mieles del éxito comercial – sus películas siempre recaudaron muy poco (Survival of the Dead apenas hizo 350.000 U$s en taquilla); su gran éxito, La Noche de los Muertos Vivos, quedó en dominio publico por un problema de omisión de copyright y jamás vió un peso; y lo único que se asemejó a un éxito de taquilla fue la primera Dawn of the Dead -, pero fue el padre de todo un género cinematográfico (el de los zombies) e inspiró a toda una nueva generación de cineastas que hasta el día de hoy siguen produciendo interesantes variantes del género zombie, demostrando que es un tema tan rico como interminable. Todos los demás (Danny Boyle, Zack Snyder, Paul W.S. Anderson, Edgar Wright) se llenaron los bolsillos con los muertos vivos mientras que Romero siempre recaudó monedas y tuvo hasta problemas para financiar sus propios proyectos de zombies en una época en donde el revival del género hacía furor. Y ahora se despide del cine con un filme tan modesto como mediocre, desprolijo, carente de tensión y por momentos ridículo. ¿Acaso la edad afectó la mano de uno de los directores mas inteligentes del cine de terror?. ¿Se trató de una cuestión de velocidad – para rodar lo más que pudiera antes de que la vejez lo alcanzara -?. ¿O simplemente no tenía presupuesto para rodar varias tomas, ni tiempo como para producir un libreto mas pulido?. Preguntas que quedarán flotando en el vacio sin respuesta alguna.

Survival of the Dead tiene serios problemas de tono. A veces es una comedia – cuando Alan Van Sprang tira una granada contra los granjeros que le disparan, volando la fachada de la cabaña y dejándolos manchadas las caras de negro como si fuera un cartoon de la Warner Brothers -, y otras veces es una película increíblemente amateur que parece mentira que salga de la mano de un tipo con mas de 40 años de carrera. Las sobreactuaciones están a la orden del día y, lo que es peor, el libreto es una catarata de clichés que parecen salidos de una de esas (horrendas) películas de acción que hacía John Carpenter (léase They Live) donde todos los héroes fanfarronean mal.

El gran drama con esto es que, con algunos ajustes de tono, Survival of the Dead podría haber sido un gran filme. La idea de abordar el escenario de una isla repleta de sobrevivientes del holocausto zombie podría dar lugar a una versión en miniatura de El Día de los Trífidosdonde John Wyndham exploraba la maldad de los hombres cuando las leyes de la sociedad y el gobierno no existen, dando lugar a un montón de micro regímenes tiránicos -, pero en cambio tenemos una versión a la irlandesa (y eso que están en una isla pegada a Estados Unidos) de los Hatfields versus los McCoys, donde dos familias se odian a muerte hasta el punto de exterminarse entre ellos. La idea de la patrulla exterminadora de zombies enfrentada a un grupo de fundamentalistas cristianos – convencidos de que el fin de los tiempos tiene un sentido bíblico (al estilo de El Rapto) y que los zombies volverán a convertirse en humanos con el tiempo; sólo están viviendo una especie de purgatorio en vida – es interesante, así como la idea de la pandilla de militares dedicada a saquear y matar antes que proteger a los civiles. Los problemas pasan porque Kenneth Walsh sobreactúa mal, la idea de un mundo devastado donde aún exista Internet es ridícula (Walsh sube su propio infomercial en YouTube con la idea de reclutar voluntarios para tomar la isla de la que fue exiliado por la fuerza), los papeles secundarios son atroces (el pibe canchero que se une a ellos es terrible), y media película esta rellenada con mil y una maneras de matar zombies de forma original, sea prendiéndoles fuego con una bengala marina o haciéndolos volar por los aires con cartuchos de TNT enterrados en la tierra como si fueran minas. Una de las peores cosas es que todo el festival de gore que desata Romero (como para demostrar que no está viejo y que puede ser tan atroz como las películas italianas de zombies) no te mueve ni un pelo, y se siente mas como pruebas creativas de maquillaje y efectos especiales que como una situación real de tensión donde los protagonistas viven peligro de muerte. Sin ir mas lejos, la escena en donde los militares van a investigar los aullidos en el bosque y se topan con la cabezas cercenadas de zombies (aun vivas y quejándose de manera gutural) podría haber dado lugar a una secuencia de pesadilla pero lo que tenemos es media hora de Alan Van Sprang practicando tiro al blanco con ellas.

Sin embargo hay escenas de enorme potencial que quedan desperdiciadas por el amateurismo de la producción – quizás Romero no tenía dinero suficiente en celuloide como para hacer múltiples tomas de una misma escena, todo parece rodado en la primera toma -. La encrucijada moral que sufre la pandilla exterminadora cuando se topa con niños zombies atados con cadenas a sus camas por parte de sus padres; la madre (sana) muriendo a manos de la pandilla por interferir con la búsqueda en la casa de dichos niños; la idea de los zombies manteniendo conductas remanentes de su humanidad; la visión de la hija de Kenneth Welsh, convertida en zombie y devenida en un jinete fantasmal que cabalga sin cesar por toda la isla desde hace semanas; los zombies morando en el fondo de los mares; y el destripe final, que es de lo mas fuerte que dió Romero a la pantalla grande desde la invasión de las instalaciones militares en Day of the Dead. Es una lástima que todo el inteligente subtexto de otros filmes de Romero desaparezca aquí en una historia lineal y mal armada (que la hija de Welsh tiene una hermana gemela que nunca supimos parece un truco barato de telenovela).

La Reencarnación de los Muertos (horrible título en español; lo mas adecuado es La Supervivencia de los Muertos) es un filme incómodamente mediocre y con demasiados momentos ridículos como para asociar el nombre de una gloria del cine (como George A. Romero) a los créditos del mismo. Romero precisaba algo mas de dinero y un script doctor que le hiciera notar las pifias del relato. Una triste despedida para un genio del cine, el cual nunca pudo hacer fortuna con el género que inventó (uno de los mas prolíficos y taquilleros del cine de terror), simplemente porque el tipo hacía filmes demasiado inteligentes para algo que es considerado un mero espectáculo pochoclero.

LA SAGA DE LOS MUERTOS VIVIENTES DE GEORGE A. ROMERO

La Noche de los Muertos Vivos (1968) – El Amanecer de los Muertos (1978) – El Dia de los Muertos (1985); El Amanecer de los Muertos (2004) es una remake del segundo filme de la saga, dirigida por Zack Snyder. El Dia de los Muertos (2008) es una remake del tercer filme, dirigido por Steve Miner. Tierra de los Muertos (2005) es el inicio de una nueva trilogía por parte de George A. Romero, seguida por El Diario de los Muertos (2007) y Survival of the Dead (2009). Birth of the Living Dead (2013) es un documental que trata sobre el rodaje del filme original. El Regreso de los Muertos Vivos (1985) es una comedia negra producida por John A. Russo (co-creador de la saga original con George A. Romero) y dirigida por Dan O’Bannon.

GEORGE A. ROMERO

La Noche de los Muertos Vivos (1968) – The Crazies (1973) – Martin, el Amante del Terror (1976) – El Amanecer de los Muertos (1978) – Creepshow (1982) – El Dia de los Muertos (1985)  – Tierra de los Muertos (2005)  – El Diario de los Muertos (2007) – Survival of the Dead (2009)