Crítica: Jay and Silent Bob Reboot (2019)

Volver al Indice – crítica de Cine Fantástico y de Culto / una crítica del film, por Alejandro Franco


1 atómico: malaUSA, 2019: Kevin Smith (Silent Bob / Kevin Smith), Jason Mewes (Jay), Shannon Elizabeth (Justice), Justin Long (Brandon St. Randy), Jason Lee (Brodie Bruce), Harley Quinn Smith (Milly), Rosario Dawson (Reggie Faulken), Matt Damon (Loki), Ben Affleck (Holden McNeil)

Director – Kevin Smith – Guión: Kevin Smith

Trama: Jay y Silent Bob no tienen paz. Después de un montón de años vuelven a enterarse que la tira cómica basada en ellos – Bluntman y Crónico – va a sufrir un nuevo reboot cinematográfico (luego que ellos impidieran la filmación del original en el 2001). Emprendiendo un largo viaje desde Nueva Jersey hasta Hollywood, Jay y Silent Bob viven montones de aventuras, topándose con viejos amigos y conocidos… y descubriendo por casualidad que Jay tuvo una hija con Justice cuya existencia fue mantenida en secreto. Uniéndose a la caravana, la joven Milly comenzará a tener puntos en común con Jay sin saber que es su padre… hasta que se acerquen a su destino final: evitar que el mercenario director de cine Kevin Smith filme el final de Bluntman y Crónico en Cronic-Con, la convención dedicada a celebrar las aventuras en comic de estos superhéroes pasados de humo.

Crítica: Jay and Silent Bob Reboot (2019)

Una hora, 14 minutos. Eso es todo lo que soporté de Jay and Silent Bob Rebooty quedaba como media hora mas -. Debería haber cortado mucho antes – en la interminable escena del dúo con el grupo de chicas encabezado por Harley Quinn Smith en el interior de una camioneta – pero resistí. Quería ver si el cameo de Ben Affleck – deforme por las crisis personales y el botox – era tan gracioso como el de su amigote Matt Damon. Nop, lo siento. Solo un montón de obviedades, incluyendo algún chiste malo sobre “Martha” y su pasado como Batman. Y ahí tiré la toalla.

Uno podría ser muy malo y podría decir que Kevin Smith “perdió la gracia cuando perdió la grasa” – a causa de un terrible infarto masivo en el 2018, en donde se vió forzado a hacer una dieta superestricta para bajar de peso y por eso hoy parece un zombie – pero no sólo sería burdo sino desacertado. Hace como 20 años que Smith no filma algo decente. ¿Lo último potable que hizo?. Clerks II, depredando las creaciones del inicio de su carrera. Probó ser director mainstream (Jersey Girl) y lo apedrearon, quiso hacer terror bizarro (Tusk) y fue abominable, quiso ser indie serio (Red State) y no pegó una. Y ahora quiere volver al ruedo, exigiéndole a todos sus amigotes – que mas de uno tiene una deuda enorme con él, como Damon y Affleck cuyas carreras nacieron con Smith – que hagan cameos completamente improvisados. Porque Jay and Silent Bob Reboot te da la impresión que tiene 5 carillas de lineamientos generales y el resto de los blancos quedan a rellenar por parte de los invitados. Son todos personajes del Universo Cinematográfico Smith (el View Asked Universe) que regresan viejos, aburridos, sin carisma ni gracia. Al menos Damon es la monda bromeando sobre que su Loki era mas cool antes que el tipo que vino después y que tenía un pésimo acento británico, o Jason Lee admitiera que se hace mas manuelas con las películas de Marvel que con los videos de adultos (sorry el puritanismo, Google me obliga a autocensurarme para no perder avisos). Y ahí se terminaron los chistes buenos.

El problema no pasa solo por las improvisaciones. Todos hacen carotas como si fuera un anime japonés o una cinta de cine mudo. Ni siquiera los chistes zarpados te hacen gracia, porque o están mal contados o porque ya los conocés. Los cameos distraen y no hay una historia real – supuestamente vuelven a Hollywood para impedir la remake de su vieja película Bluntman y Crónico, que eran ellos mismos versión superhéroes fumados (y mismo argumento de Jay and Silent Bob Strikes Back del 2001) -, solo relleno alevoso. La hija de Smith es un tronco actuando pero papi le dió un papel central – la supuesta hija nunca antes conocida de Jason Mewes – y es tan graciosa como un enema de agua helada. Hay algún parlamento perdido con chispa como las explicaciones de Jason Lee sobre remakes, reboots y secuelas, o la versión fumada de Comic Con basada solo en Bluntman y Crónico, pero no pasa de ahí. Malas perfomances, excesiva indulgencia, escenas interminables, y un puñado de chistes incómodos.

Viendo los comentarios de la IMDB son varios (hablo de público general y fans de la primera etapa de su obra) que quieren firmar una solicitada para que Kevin Smith no filme mas. Yo me anoto, ¿dónde tengo que firmar?. Por otra parte te da la impresión que los críticos yanquis – feroces depredadores de esta clase de bofes – le tienen alta estima a Smith, no lo quisieron ofender o directamente tienen miedo de desatar su ira ya que Smith labura para Amazon / IMDB (y creen de que el tipo podría tener algún tipo de influencia para cerrarles la puerta de entrada al sitio).. porque es inexplicable como ésto obtuvo 69% en RottenTomatoes. El tipo era el Quentin Tarantino de la comedia indie y se descarriló mal con el paso del tiempo, obteniendo fondos de quién sabe donde para rodar petardos que recaudan dos dolares en la taquilla. Acá, con solo 10 palos verdes de presupuesto – un vuelto para lo que es la actual escena hollywoodense -, logró recaudar apenas 5… lo que significa que aún los fans a muerte del View Asked Universe lo han abandonado, dejándolo a la merced de su propia decadencia.

KEVIN SMITH

Algunos de los filmes reseñados en este portal: del View Askewniverse, Clerks (1994), Dogma (1999), Jay and Silent Bob Strikes Back (2001), Clerks II (2006), Jay and Silent Bob Reboot (2019); fuera del universo del View Askew Smith hizo Red State (2011), Tusk (2014), Yoga Hosers (2016)