Crítica: Liga de la Justicia: Injustice (2021)

Volver al indice de críticas por género / una crítica del film, por Alejandro Franco


3 atómicos: buenaUSA, 2021: Justin Hartley (Superman / Clark Kent), Anson Mount (Batman), Janet Varney (Mujer Maravilla), Gillian Jacobs (Harley Quinn), Laura Bailey (Lois Lane), Kevin Pollak (Joker / Presidente / Jonathan Kent), Anika Noni Rose (Gatúbela), Reid Scott (Flecha Verde / Victor Szasz), Faran Tahir (Ra’s Al Ghul)

Director: Matt Peters – Guión: Ernie Altbacker basado en el videojuego Injustice: Gods Among Us de Neatherealm Studios y la novela gráfica Injustice: Gods Among Us: Year One de Tom Taylor by DC Comics

Trama: El Joker se ha desquiciado y ha decidido atacar Metrópolis con todo con tal de alcanzar su objetivo supremo: enloquecer al Hombre de Acero hasta el punto de obligarlo a matar. Sacrificando su vida en el intento el Guasón ha logrado su propósito, no sin antes matar a una embarazada Luisa Lane y desterrar a Metrópolis de la faz de la Tierra mediante el estallido de una bomba atómica.  Cansado del exceso de los supervillanos – y que reiteren sus retorcidas conductas cada vez que salen o escapan de prisión – Superman ha impuesto un estado marcial en todo el planeta, derrocando dictaduras, apresando criminales sin juicio previo y ejecutándolos en caso de ser necesario. Parte de la Liga de la Justicia – entre quienes se encuentra la Mujer Maravilla – se han puesto de su parte y Batman ha pasado a la clandestinidad, liderando la resistencia con unos pocos superhéroes. Quizás la solución se encuentre en la Fortaleza de la Soledad, en donde Superman conserva un arma que emite rayos del sol rojo de Kriptón, los cuales pueden anular sus poderes de manera suficiente como para apresarlo. Pero la tentativa de robo sale mal y, lo que es peor, Jonathan Kent ha perecido en el intento. Sin ataduras terrenales de ningún tipo ahora Superman es un vigilante descontrolado que impone la justicia de la manera mas sangrienta posible. ¿Podrá Batman detener al dios kriptoniano después de que éste ha descubierto el poder absoluto y el sabor de la venganza?.

Crítica: Liga de la Justicia: Injustice (2021)

Injustice: Dioses Entre Nosotros es un juego que data del 2013. Es básicamente Mortal Kombat con superhéroes DC pero la idea resultó ser suficientemente popular como para adaptarla a varias plataformas, sacar una secuela e incluso que la misma DC publicara una tira durante años. La excusa de turno para que superhéroes y supervillanos se dieran murra era que el Joker había matado a Luisa Lane, razón por la cual a Superman se le truló el moño, liquidó al Guasón e implantó una dictadura fascista en todo el mundo para aniquilar al crimen de una vez por todas. Batman organizaba la resistencia, y de ese modo, de uno y otro bando se encontraban para cascarse a muerte.

Liga de la Justicia: Injustice (2021) es básicamente la adaptación a video de la idea. Y, como es lógico, cualquier adaptación corta de tiempo – en este caso apenas 88 minutos – va a salir mediocre en el mejor de los casos. Como el comic ha probado, se precisa un largo tiempo de maduración y desarrollo creativo para poder llegar a un punto narrativamente  creíble en donde explicar / justificar cómo Superman – mas bueno que Lassie y mas norteamericano que el popcorn, el dolar y el béisbol – es capaz de transformarse en un dictador sangriento de primer nivel que ha sometido a toda la humanidad a su visión fascista del mundo. La idea de Superman loco / asesino es fascinante – digo, si tenés todo el poder del mundo y nadie puede detenerte… ¿por qué solo vas a detener sicópatas para mandarlos a la cárcel y que mas tarde salgan libres y sigan asesinando cuando podés evaporarlos en dos segundos con tu visión calorífica sin que nadie te diga ni mu? -, el problema es que DC Comics es demasiado cobarde para explorarla y rayar la pintura de su propiedad mas valuada (aunque Batman venda muchos mas comics y sea muchísimo mas fascinante). Como Watchmen ha demostrado (con el Doctor Manhattan) el poder absoluto corrompe y deshumaniza y que Supie jamás se enoje es algo tan idiota como que vuele. DC arrimó algún bochín en Liga de la Justicia: Dioses y Monstruos (2015) con una versión malvada de Supie en un universo paralelo y James Gunn se mandó con un Clark Kent sicópata desde niño en Brightburn… pero ninguno se animó a hundir el cuchillo hasta el hueso.

Acá pasa lo mismo; lo que ocurre es que, con escaso tiempo, todo es abrupto, casi ilógico y los Deus Ex Machina abundan para hacer avanzar la historia – como que la Mujer Maravilla se vuelva aliada de primera hora de Supie en su cruzada fascista, o que Batman jamás use una bala de kriptonita para detener al toque al buen alienígena devenido sicópata -. Mientras que el inicio está bueno – es básicamente una variante de The Killing Joke; basta que alguien tenga un mal día para que se le trule el moño, diría el Guasón… y eso es lo que hace el Payaso Asesino al matar a Luisa Lane y volar Metrópolis por los aires con una bomba atómica -, lo que sigue carece de lógica. Hay golpes de efectos por supuesto – medio cast de DC es aniquilado de la peor manera posible -, que son los que hacen interesante al desarrollo y al menos por un rato el relato sigue cierto orden lógico… pero (como es habitual) los tipos que escriben para DC empiezan a irse de mambo con versiones fantasmales de Nightwing (que carecen absolutamente de utilidad y ocupa tiempo narrativo al santo gas ya que el mismo efecto que provoca se podría haber conseguido simplemente con el snap moral de uno de los aliados de Supie al ver tanta locura), portales dimensionales y versiones alternativas de personajes conocidos… como si a un loco lo pudieras hacer razonar poniéndolo frente a un espejo.

Liga de la Justicia: Injustice es un experimento interesante que pudo haber sido apasionante… si lo hubieran desarrollado en otro formato mas largo como el de una miniserie o, al menos, una trilogía de filmes. Así como está es una curiosidad que tiene sus momentos… y que te da toda la impresión de ser una oportunidad desperdiciada simplemente por la codicia de agarrar unos dólares vendiendo un DVD con carátula intrigante (“vean las aventuras de Superman asesino!”) en vez de darle a la idea el espacio y la longitud que realmente precisaba para ser coherente y realmente atrapante.

LA SAGA ANIMADA DE LA LIGA DE LA JUSTICIA

Liga de la Justicia: La Nueva Frontera (2008) – Liga de la Justicia: Crisis en Dos Tierras (2010) – Liga de la Justicia: Doom (2012) – Liga de la Justicia: la Paradoja del Tiempo (2013) – Liga de la Justicia: Guerra (2014) – Liga de la Justicia: Dioses y Monstruos (2015) – Justice League vs Teen Titans (2016) – Liga de la Justicia Dark (2017) – Justice League vs the Fatal Five (2019) – Justice League Dark: Apokolips War (2020). En 2021 Warner / DC lanzó Justice Society: World War II (2021), basada en la Sociedad de la Justicia, el antecedente vintage de la Liga. Liga de la Justicia: Injustice (2021) es la adaptación animada del popular videojuego de lucha.