Crítica: Hawkeye (2021)

Volver al indice de críticas por género / una crítica del film, por Alejandro Franco


4 atómicos: muy buenaRecomendación del EditorUSA, 2021: Jeremy Renner (Clint Barton / Hawkeye), Hailee Steinfeld (Kate Bishop), Vera Farmiga (Eleanor Bishop), Tony Dalton (Jack Duquesne), Fra Fee (Kazi Kazimierczak), Alaqua Cox (Maya Lopez), Linda Cardellini (Laura Barton), Florence Pugh (Yelena Belova)

Creada por Jonathan Igla, basado en personajes de Marvel

Trama: Kate Bishop admira a Clint “Ojo de Halcón” Barton desde que era niña ya que el arquero salvó su vida durante la invasión Chitauri a Nueva York en el 2012. Desde entonces la chica se ha dedicado a la arquería y a las artes marciales, decidida a convertirse en una Vengadora como su amado héroe. Ahora Kate roza los 20 años y está de visita en la Gran Manzana, asistiendo al compromiso de su madre con su nuevo novio Jack Duquesne. Pero Kate desconfía de Jack y, al seguirlo para probar de que tiene un amorío con otra, termina en el sótano de un lujoso hotel donde están llevando a cabo una subasta clandestina… y en donde están rematando el traje y la espada de Ronin, el justiciero asesino que mataba a criminales por placer durante el Blip provocado por Thanos. Cuando la subasta es interrumpida por sicarios que quieren llevarse el traje Kate decide robarlo antes, ponérselo y darle una paliza a la pandilla. Y cuando Barton se entera – él fue Ronin en un ataque de furia después de perder a toda su familia durante el chasquido de las gemas del Infinito -, decide recuperar el traje a toda costa… lo cual pone a Kate en su mira. Criminales vestidos con trajes deportivos, asesinos rusos, jugadores de rol, sicarias sordomudas y un poderosísimo jefe de la mafia se interpondrán en el camino de Kate y Barton, debiendo hacer una alianza tan improvisada como improbable para poder sobrevivir.

Crítica: Hawkeye (2021)

He aquí otra serie intranscendente de Disney +, otro panfleto de marketing de la maquinaria millonaria Marvel. Hawkeye arranca mal, con historia floja, lamentos por glorias (tragedias) pasadas (una constante de las últimas entregas del MCU), gente haciendo pose y química forzada. Todo daba a entender que no iba a ser mas que otro bodrio televisivo Marvel adornado en envase de lujo… hasta que algo gracioso ocurrió en el segundo capítulo: entran Bert & Bertietomen nota de sus nombres -, dos directoras británicas con algo de televisión y una película indie bajo el cinto, y alteran radicalmente la serie. No sólo las chicas le dan ritmo, emoción, sentimiento a los personajes y a las escenas sino que le imponen una impronta cinematográfica admirable con una excelente persecución de coches que parece salida de un blockbustertomando un par de notas de aquella secuencia inolvidable de Children of the Men -. Será por la adrenalina, por los autos setentosos, por el rugido de los muscle cars, lo cierto es que los capítulos centrales de Hawkeye se impregnan de una energía que te hace festejarlos. Oh, si, la historia sigue siendo floja pero ahora viene llena de regalos y tiene una sinergia envidiable.

En sí Hawkeye viene a ser el paralelo televisivo de la última de Spiderman donde la historia no tiene sentido, hay mucha emoción, la trama desborda de cameos y la cosa entretiene por encima de sus omisiones. La recién llegada es Hailee Stainfeld, grandota, cínica, siempre resoplando y con salidas graciosas todo el tiempo, la cual admira al arquero púrpura desde que era niña y quiere ser como él. Creciendo en una familia acomodada – su madre tiene un imperio de agencias de seguridad en Nueva York – la Stainfeld se ha dedicado a la arquería y ahora, por un giro del destino, se ha metido por error en una subasta clandestina donde figura el traje y la espada de Ronin – ese sangriento alter ego que usó Clint Barton para ensañarse con furia con los criminales y hacer catarsis por la perdida de su familia durante el Blip – y gente mala lo quiere comprar. Honestamente la mística del traje es una reverenda estupidez pero es el McGuffin de la historia y todos se pelean por él, incluyendo a Kate Bishop la que – en un formidable error de criterio – decide ponérselo para ocultar su identidad y luchar con los agresores que han invadido la subasta para robárselo. Si, el primer capítulo es una catarata de malas decisiones y errores de criterio garrafales pero ¿de qué otra manera se podrían empardar a estos dos?.

Mientras que la historia tiene sus momentos muertos, al menos la química de Stainfeld y Renner es impecable. Renner (que algun nabo llamó el vengador mas aburrido) no es en absoluto un pásula sino un tipo tranquilo, reflexivo, que no se toma muy en serio a sí mismo, que ama profundamente a su familia y que aún no logra terminar el duelo por la muerte de Viuda Negra (Scarlett Johansson). Y mientras que Hawkeye amenaza con convertirse en otra letanía por la gloria perdida post batalla de Endgame, al menos la serie la remonta a mitad de camino con cierta frescura y con muchos cameos realmente inesperados. (alerta spoilers) Sip, están la enana rusa y el gigante pelado, el cual es la gran gran sorpresa de Hawkeye. Es obvio que Vincent D’Onofrio está mas medido – no puede ser brutal tipo calificación R como lo era en Daredevil – pero no importa: uno precisaba su maldad y su impostura ya que fue uno de los (escasos) buenos villanos que generó Marvel en todos estos años. Y lo de Yelena es fan service aunque la Pugh sigue siendo una delicia en todo sentido de la palabra. (fin spoilers).

Con semejante cóctel Hawkeye termina transformándose en la serie Marvel mas disfrutable que ha dado Disney + hasta el momento. Sus seis capítulos son la medida justa para no dilatar las cosas hasta lo insufrible, el capítulo final es una fiesta en todo sentido y el espíritu navideño contagia cada uno de sus poros. Si hay una segunda temporada me anoto y también agendo el nombre de Bert & Bertie ya que pueden ser las futuras hermanas Russo que precisa el MCU para mantener la frescura y el ritmo en una mitología que se vuelve cada vez mas extensa, complicada y escasa de momentos de auténtica originalidad.

MARVEL CINEMATIC UNIVERSE

Fase UnoIron Man (2008) – El Increible Hulk (2008) – Iron Man 2 (2010) – Thor (2011) – Capitán America: el Primer Vengador (2011) – Los Vengadores (2012)
Fase DosIron Man 3 (2013) – Thor: Un Mundo Oscuro (2013) – Capitán América: el Soldado de Invierno (2014) – Guardianes de la Galaxia (2014) – Vengadores: la Era de Ultrón (2015) – Ant-Man, el Hombre Hormiga (2015)
Fase Tres: Capitán América: Civil War (2016) – Doctor Strange (2016) – Guardianes de la Galaxia Vol. 2 (2017) – Spiderman: De Regreso a Casa (2017) – Thor: Ragnarok (2017) – Pantera Negra (2018) – Vengadores: Infinity War (2018) – Ant-Man y la Avispa (2018) – Capitana Marvel (2019) – Vengadores: Endgame (2019) – Spider-Man, Lejos de Casa (2019)
Fase Cuatro: WandaVision (2021) – Falcon y el Soldado de Invierno (2021) – Loki (2021) – Viuda Negra (2021)- What If… (2021) – Shang-Chi y la Leyenda de los 10 Anillos (2021) – Eternals (2021) – Spiderman: Sin Camino a Casa (2021) – Hawkeye (2021) – Doctor Strange en el Multiverso de la Locura (2022) – Moon Knight (2022) – Ms. Marvel (2022) – Thor: Amor y Trueno (2022) – She-Hulk (2022)