Crítica: Batman Vuelve (1992) (Batman Returns) (revisada)

Volver al indice de críticas por género / una crítica del film, por Alejandro Franco


5 atómicos: excelenteRecomendación del EditorUSA, 1992: Michael Keaton (Batman / Bruce Wayne), Michelle Pfeiffer (Gatúbela / Selena Kyle), Danny DeVito (El Pingüino / Oswald Cobblepot), Christopher Walken (Max Schreck), Michael Gough (Alfred), Michael Murphy (Alcalde), Pat Hingle (Comisionado Gordon), Vincent Schiavelli (El Organista)

Director: Tim Burton, Guión: Daniel Waters, sobre una historia de Waters & Sam Hamm basado en el comic de Bob Kane, Productores – Peter Guber & Jon Peters, Musica – Danny Elfman

Trama: En vísperas de Navidad, la banda del Triángulo Rojo vandaliza a Ciudad Gótica. El hombre murciélago aparece a combatirlos, pero en el caos, termina siendo secuestrado el poderoso industrial Max Schreck. El mismo es llevado a las alcantarillas donde mora El Pingüino, un ser deforme que controla a la banda del Triángulo Rojo, y que conoce todos los secretos turbios de Schreck. Chantajeándolo, obliga al magnate a que lo apoye en presentarse frente a la sociedad y en averiguar sus verdaderos orígenes. Mientras tanto, Schreck se encuentra impulsando la construcción de una planta de energía en la ciudad, presionando al Alcalde. Pero el proyecto resulta ser un fiasco donde Schreck sólo espera hacer un negociado, y el hecho es descubierto por su secretaria Selena Kyle. Selena es eliminada por el magnate, pero sobrevive al atentado y comienza a tener cualidades sobrehumanas. Transformada en Gatúbela, se aliará con el Pingüino para vengarse de Schreck, tomar el control de la ciudad y liberarse del único obstáculo para sus planes: Batman.

Arlequín: Crítica: Batman Vuelve (1992) (Batman Returns)

“Estas son mis reseñas. Y, si no les gustan… tengo estas otras”.

Las opiniones cambian con el tiempo, sobre todo cuando se vuelve a ver el original después de haber visto muchos productos posteriores de inferior calidad (como las atribuladas versiones del personaje que plasmaron Joel Schumacher y Zack Snyder). Yo, por ejemplo, tuve y sigo teniendo problemas con la primera Batman de Tim Burton, la cual tiene momentos plomizos, diálogos horrendos y un Bruce Wayne convertido en una caricatura ridícula solo para generar un contraste mayor con su alter ego vigilante. Fue la primera en su tipo, es una visión original y tremendamente oscura, tiene una deliciosa perfomance de Jack Nicholson, está la memorable partitura de Danny Elfman y ese retorcido y brillante diseño de producción – que son méritos imposibles de negar; de su onda expansiva surgió toda la moda de los superhéroes que llega hasta nuestros días -, pero me sigue pareciendo un filme muy dispar.

Las buenas nuevas es que Batman Returns es muy superior al capítulo previo en todo sentido. Sip, Batman / Bruce Wayne sigue siendo un personaje mal desarrollado pero al menos no es el idiota torpe del primer filme. Incluso Michael Keaton – mas veterano, ligeramente canoso, mas fiel al concepto del personaje que todos tenemos en mente – se siente mas relajado y natural, está mas apuesto, es mas inteligente hasta el punto de anticiparse a los planes de los villanos y llega a bromear de manera sutil cuando las cosas no le salen bien. Incluso su romance con Selina Kyle es mucho mas fluido y creíble que el forzado empardamiento con Vicky Vale del primer filme. Es mucho mas Batman.

Pero no sólo éste es un mejor Bruce Wayne; la partitura de Danny Elfman rebosa de creatividad en toda su gloria – son los temas de siempre pero con un toque de villancicos navideños que los hacen mucho mas siniestros, la misma onda que aplicó en El Joven Manos de Tijera -, hay mucha mas acción y ahora – con dos villanos – el filme desborda de personajes carismáticos. Hasta el Max Screck de Christopher Walken – contenido, aunque conservando sus manerismos de siempre – es interesante.

En sí Batman Regresa no deja de ser una historia dickensiana. Como los melodramas del autor inglés, hay un ser sufrido que vive una tonelada de injusticias y clama su lugar en el mundo comenzando por el reclamo por su identidad. Pero el Pingüino no es una simple víctima melodramática sino un individuo criado en el odio – a final de cuentas fue criado por una banda de criminales que usaban un circo como fachada, los cuales no dudaban en secuestrar niños para adoctrinarlos y convertirlos en nuevos miembros de su pandilla -, el que rebosa de resentimiento contra los considerados “normales” y contra la sociedad que lo discrimina. No hay en ningún momento un intento auténtico de redención, de hacer las pases con el mundo sino que siempre hay un propósito oculto. Al saber los secretos de Max Schreck el Pingüino puede chantajearlo; ¿y quién no dice que no han sido los desechos tóxicos que éste ha volcado en las alcantarillas los que hayan provocado la mutación genética que lo transformó en el ser deforme que es?.

Por supuesto la simpatía de Tim Burton pasa por los monstruos. Bajo toneladas de maquillaje Danny DeVito se transforma en una cosa espantosa que escupe saliva negra y hace desubicadas insinuaciones sexuales a cada rato, devorándose la pantalla en cada escena que aparece. Otro tanto pasa con Michelle Pfeiffer, sicótica solitaria y reprimida que debe renacer como Gatúbela para liberar toda su sexualidad – la Pfeiffer tiene una perfomance tan border que parece que estuviera a punto de estallar en una crisis de nervios en cualquier momento -. Ambos son por lejos las mejores encarnaciones (en el cine y la TV… y eso incluye a Anne Hathaway) de sus respectivos personajes.

Es una lástima que Burton haya abandonado la serie, no porque no le interesara mas el personaje sino porque Jon Peters era un dolor de testículos como productor, interfiriendo a cada rato con su visión creativa. El poderío de Burton – obtenido por el masivo éxito del primer filme – le permitió traer a Daniel Waters en reemplazo de Sam Hamm, el cual era un guionista horrible para los diálogos. Waters obtiene algo exquisito – es una aventura que realmente parece salida del comic (o propia de la serie animada de Batman, la cual es la encarnación mas fiel del personaje y su galería de villanos) – y Burton lo retrata con gusto, obteniendo un filme monumental ampliamente superior al primer capítulo de la saga.

LA SAGA MODERNA DE BATMAN

Batman (1989), Batman Vuelve (1992), Batman Eternamente (1995), Batman y Robin (1997). En el 2005 Christopher Nolan retomaría la saga y se despacharía con una trilogía que comprende Batman Inicia (2005), Batman, el Caballero de la Noche (2008) , y Batman: el Caballero de la Noche Asciende (2012). Gotham (2014 – ) es una serie de televisión que narra los primeros tiempos de James Gordon en la policía de Ciudad Gótica. El encapotado ingresaría al nuevo universo cinemático de la DC Comics en Batman vs Superman: El Origen de la Justicia (2016) – La Liga de la Justicia (2017)

TIM BURTON

Algunos filmes de Tim Burton comentados en este portal: Beetlejuice, el Super Fantasma (1988) – Batman (1989) – El Joven Manos de Tijera (1990) – Batman Regresa (1992) – Ed Wood (1994) – Marcianos al Ataque! (1996) – La Leyenda del Jinete Sin Cabeza (1999) – El Planeta de los Simios (2001) – El Cadáver de la Novia (2005) – Sweeney Todd (2007) – Alicia en el Pais de las Maravillas (2010) – Dark Shadows (2012) – Frankenweenie (2012) – Miss Peregrine y los Niños Peculiares (2016) – Dumbo (2019)